A un centro de reclusión fueron enviados los dos hombres y dos mujeres que la semana pasada fueron descubiertos cuando transportaban el cadáver de su víctima en la cajuela de un automóvil particular en el municipio de Atlixco.

En audiencia, la jurista consideró que el arresto de los imputados se hizo conforme a derecho por lo que calificó de legal su detención, imponiéndoles la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa por el delito de homicidio calificado.

Por lo anterior, se ordenó el traslado de Salvador M, Maricruz H, Carmen H, y Gabriel M, a un Centro de Reinserción Social, donde deberán permanecer hasta que se defina su situación jurídica. 

En tanto, los acusados solicitaron a través de su defensa la duplicidad del término constitucional de 144 horas, para que sea en una segunda audiencia en la que se defina si quedarán o no vinculados a proceso por los hechos que se les imputa.

Los hechos se registraron el pasado 15 de enero, cuando familiares de la víctima, un conductor de la plataforma Uber desaparecido desde el 13 de enero, descubrieron a los hoy acusados justo cuando salían de un domicilio cercanos  al del hoy occiso, y metían varias maletas a un automóvil Cougar con placas TSY-1885, color azul rey con franjas grises.

Por lo anterior, los deudos solicitaron la intervención de las autoridades policiacas, quienes descubrieron el cadáver descuartizado, ante lo cual, procedieron a la detención de los presuntos y homicidas, dos de ellos originarios de Veracruz.