El ayuntamiento de Puebla sí contrató en 2019 a la empresa Autotraffic S.A. de C.V., que operó las fotomultas durante los gobiernos panistas, para que realizara un análisis sobre movilidad por un monto de 3.8 millones de pesos.

Regidores críticos del gobierno capitalino han acusado a la secretaria de Movilidad, Alejandra Rubio Acle, de tener un conflicto de interés con la firma, al asegurar que su esposo Benjamín Campos es uno de los socios.

Los integrantes del Cabildo han solicitado a Rubio que transparente los estudios sobre movilidad que avalan la colocación de bolardos en vialidades de la ciudad, tras las inconformidades que causaron.

Contratan estudios de movilidad

De acuerdo con los contratos del gobierno capitalino en 2019, Autotraffic fue contratada en abril de 2019 para “actualizar la plataforma de movilidad y espacio público con estructura de gobierno abierto, permitiendo mostrar datos de manera tabular y georreferenciada, que permita interacción con el ciudadano”.

El contrato, identificado con la clave CMA-SEMOVI-LP-242/2019, se firmó por 2 millones 497 mil 480 pesos y el estudio tendría que dar cuenta del índice de seguridad en cruces peatonales, espacios destinados a la “movilidad peatonal”, velocidad de los vehículos particulares, emisiones ambientales, ruidos y espacios para bicicletas.

Según se indica en la base de datos, la comuna firmó otro contrato por 1 millón 395 mil pesos para la “elaboración de un documento para un programa integral de movilidad en el Centro Histórico”.

“Autotraffic S.A. de C.V. realizará un instrumento guía para implementar estrategias en materia de movilidad enfocadas a generar un entorno seguro y accesible, así como generar alternativas de traslados eficientes en la Zona de Monumentos”, se indica en el contrato CMA-SEMOVI-CI-391/2019.

El estudio tendría que contemplar elementos como: vialidad de transporte público, vialidad con ciclovía, vialidad con alta intensidad vehicular y vialidad peatonal.

Según informó la Secretaría de la Función Pública a una solicitud realizada por el portal Con los Ojos Abiertos, durante el gobierno de Rafael Moreno Valle se firmaron dos contratos con la empresa Autotraffic para que operara las fotomultas que sumaron 151.9 millones de pesos y estos abarcaron de septiembre de 2013 a julio de 2019.