A raíz de la campaña estatal para promover la adquisición de viviendas propias en Puebla, la Cámara Nacional de la Vivienda (Canadevi), Alberto Moreno Gómez Monroy, aseguró que se ha logrado disminuir actos de coyotaje y de corrupción con compradores y constructores.

En su participación en el programa "Mesa Empresarial con Vicky Fuentes", a través de e-consulta, Moreno Gómez recordó que los 50 millones de pesos que el gobierno del estado destinó en diciembre para apoyar a mil usuarios con 50 mil pesos a cada uno, aún no concluye y hay posibilidad de que beneficiarios que cubran el perfil estipulado en la convocatoria puedan acceder.

"Es un programa muy ambicioso, programa piloto, porque no hay ningún otro en el país y entrega subsidios a la gente que más lo necesita; 50 millones de pesos a gente que gana 7 mil pesos mensuales. Son fondos estatales, los federales los quitaron en el 2019; la federación los venía entregando (pero) los quitó"

El empresario detalló que el programa da facilidades a los beneficiarios para buscar su casa, sin intermediarios, sin coyotes, para que puedan buscar una vivienda en municipios como Teziutlán, Huejotzingo, Atlixco, Tehuacán o Coronango, donde incluso los ayuntamientos están dando facilidades en cuotas catastrales.

"Nosotros como socios estamos dando 15 mil pesos de descuento, estamos en el proceso de que la gente llegue, escoja su casa, porque es abierto. Es un perfil 8 el del comprador) que trabaja y cuyo jefe paga sus impuestos, él ya tiene un crédito aprobado, se le hace una precalificación, se le dice que eres susceptible de esto y vete a buscar una casa", señaló Gómez Monroy.

Detalló que si bien con la administración anterior se llegaron a obtener dictámenes de impacto ambiental hasta en 21 días, actualmente no ocurre así pero se sigue trabajando de la mano de las autoridades para obtener los permisos de construcción de viviendas en menor plazo.

Aunque no hay garantías de que para el próximo año se vuelva a abrir este programa, esperan que en caso de que el gobierno estatal acepte, pueda aumentar la cifra del subsidio y que en lugar de 50 millones de pesos para mil beneficiarios, se pueda otorgar una cantidad superior, 100 o 150 millones de pesos.

Destacó la importancia de este programa debido a que no solamente permite a trabajadores con salarios bajos acceder a un programa de vivienda sino que reactiva el sistema de construcción de la vivienda pues actualmente en Puebla las constructoras dependen de la construcción privada y no de la obra pública.