Cerca de 350 alumnos de preescolar, primaria, secundaria y bachillerato del Colegio Ypsilanti, de la colonia Universidades, se quedaron este lunes sin clases pues a 24 horas de que se realizó un desalojo por una pugna legal con los dueños del predio donde se ubica la institución, aún no hay acuerdo entre las partes.

En entrevista para e-consulta, el director del colegio, Miguel Bautista, explicó que cuentan con todo el apoyo de los padres de familia y personal administrativo, por lo que comprenden que el paro de labores podría extenderse hasta una semana en lo que se encuentra una solución a la disputa del predio.

El directivo agregó que este lunes sostuvieron una reunión con la Secretaría de Educación Pública (SEP) donde informó la situación legal que guarda la escuela que tramitó un amparo ante la notificación que previamente habían recibido, pero que no se respetó por quienes hicieron el lanzamiento.

"Hoy tuvimos una reunión con la SEP y presentamos los documentos de suspensión (amparo) para que tuvieran también conocimiento de cómo estamos llevando por el momento la parte legal. Ellos ( SEP) están en el mismo plan de tener una garantía de que los estudiantes puedan continuar con sus estudios a la brevedad", señaló Bautista.

La disputa legal

Aunque para el desalojo se argumentó un supuesto retraso en las rentas del espacio y el vencimiento del contrato de arrendamiento, la realidad es que nunca se han atrasado en dichos pagos e incluso el dueño habría desconocido un acuerdo para la adquisición del inmueble, dijo el directivo.

"Siempre hemos sido muy puntuales en el pago de las rentas; tenemos más de 25 años y a partir de los 20 años el representante legal se acercó con el dueño para negociar la compra del inmueble. Se acordó que sí, se fijó un monto que se iba a pagar mensualmente y nos sorprendió que después de un tiempo nos llegó a una denuncia de que no estábamos pagando la renta", informó.

Señaló que están revisando de forma legal el resolutivo emitido por el Juez Cuarto de Distrito en materia Civil, quien fue el que otorgó la orden de desalojo, pues no se está acatando el amparo que tenían y la fecha de audiencia se adelantó, situación que consideran anómala en este tipo de juicios.