Los gobernadores que no se sumen al nuevo esquema del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) no tendrán acceso a la partida adicional que distribuirá la Federación para dar atención y medicamentos gratuitos, aseveró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los mandatarios sólo tendrían acceso a los recursos que les corresponden por ley pero quedarían fuera de una partida extraordinaria de 40 mil millones de pesos, según una nota del diario Reforma.

Los gobernadores, recordó el mandatario, tienen hasta el último día de este mes para decidir si firman o no con la Federación. “Ellos van a decidir libremente”, agregó.

Algunos gobernadores de oposición han adelantado que no se sumarán al Insabi.

El mandatario de Jalisco, Enrique Alfaro, aclaró que no pretende confrontarse con el Presidente, pero tiene la obligación de demandar que no le quiten recursos al estado. El gobernador de Guanajuato, el panista Diego Sinhué, también ha rechazado sumarse al esquema.