Al parecer un hombre no estaba convencido de llegar al altar, por lo que el día de su boda fingió ser secuestrado; pero no contaba con la rápida reacción de la policía.

Según medios internacionales, la historia del “novio fugitivo” se dio en Pitalito, Huila, Colombia.

Tras darse a conocer que el novio había sido secuestrado, la familia de la novia puso la denuncia y las autoridades desplegaron un operativo para buscar al hombre.

“Nos informaron que dos individuos en una moto se lo llevaron, al parecer, utilizando un arma de fuego. Posterior a eso, inmediatamente llegamos al sector, recopilamos información, la señora nos manifiesta que en unas horas se casarían”, según informó el coronel de la policía, Jovanni Cepeda, a Blu Radio de esa ciudad colombiana.

Pero el escape no fue perfecto, ya que el novio fue encontrado en la casa de un familiar y tuvo que confesar que no había sido secuestrado y que inventó la historia porque no quería casarse.

Foto: Agencia México