Aunque hay resistencia e intereses en contra, el modelo de salud del nuevo gobierno federal estará funcionando plenamente en diciembre del presente año, aseguró Juan Ferrer Aguilar, titular del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

“El 1 de diciembre de 2020, no de 2024, se vivirá un cambio en la salud de los mexicanos y el licenciado Andrés Manuel López Obrador está empeñado y ocupado para que suceda”, aseguró en una entrevista para el diario El Universal.

El funcionario también afirmó que las reglas de operación están concluidas y que las 32 entidades federativas recibieron un acuerdo de coordinación que ha sido firmado por 26 gobernadores.

“Un cambio de modelo cuesta trabajo porque hay resistencia, [de] intereses económicos, donde no se estudia la forma y no se respeta la ley y la reglamentación. El Insabi es un organismo descentralizado que se construyó en un año, todas las reglas de operación están concluidas”, insistió.

Ferrer Aguilar dijo que, a diferencia del Seguro Popular, el INSABI otorgará servicios médicos gratuitos, habrá todos los medicamentos, se atenderán todas las enfermedades, se tendrán instalaciones dignas y de calidad, y con los trabajadores se hará justicia laboral, porque más de 87 mil empleados están en situación precaria.

Fue cuestionado sobre si esas enfermedades contarán con la cobertura financiera necesaria, Ferrer Aguilar aseveró que el techo presupuestal del Seguro Popular siempre fue de 72 mil millones de pesos. “Lo que estamos haciendo es sumar y tenemos 112 mil millones de pesos para atender estos padecimientos. Además, las 32 entidades daban una aportación solidaria estatal, esa venía al Seguro Popular, ahora se queda en los estados y podrán utilizarlo para este tipo de enfermedades”.

Foto: Plano Informativo