El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Puebla, Gabriel Covarrubias Lomelí, aseguró que los paros técnicos en la industria automotriz se encuentran programados y no son signo de crisis aunque reconoció que a los proveedores de esta industria les han afectado otros factores, como la inseguridad. 

Así lo dio a conocer durante su participación en la primera "Mesa Empresarial" de la periodista Vicky Fuentes a través de e-consulta, donde señaló que la industria automotriz tuvo un cierre de 2019 no tan complicado como se temía aunque indicó que se debe esperar a ver cómo se comporta el mercado en los próximos días. 

“El cierre se veía peor, pero no terminó con índices tan graves como se pensaba. A partir de estos días vamos a ver cómo se va comportar el mercado.

Detalló que por lo que hace a Audi de México, con su planta armadora en el municipio de San José Chiapa, ya se tenían previstos los paros técnicos del 2019, así como el que se tendrá la penúltima semana de enero e inicio de febrero, en 2020, con la finalidad de reestructurar su producción.

“Audi ya tenía previsto esto; no era algo sorpresivo sino más bien ya lo veía venir, precisamente para reestructurar y ver todo lo que va a venir este año”, comentó. 

Dijo que la inseguridad también fue un tema que afectó y que ha sido un problema aunque no golpeó al sector de manera considerable.

“Volviendo al tema de la inseguridad, estuvieron muy atacadas las proveedoras de autopartes, que intervienen en el proceso productivo. Es una situación que están retomando para ver cuál es la solución que van a dar a todo esto”, puntualizó.

Foto: Archivo e-consulta