De acuerdo con un informe del Fiscal del estado, Gerardo Márquez Guevara, las armas que utilizó el menor para realizar el tiroteo en Colegio Cervantes de Torreón, Coahuila, pertenecían a su abuelo, quien además no tenía permiso para usarlas.

Márquez Guevara señaló también que el abuelo decidió reservar su derecho a declarar al respecto, pero puntualizó que están a punto de concluir la primera etapa de investigaciones; conforme éstas avancen, se tendrá un panorama más claro para conocer el tipo de responsabilidad en la que incurrió el familiar del niño de 11 años.

Además, sostuvo que se han realizado entrevistas a 30 personas aproximadamente por los hechos registrados en el Colegio Cervantes.

Foto: Capturas de pantalla de Twitter