Alrededor de 50 trabajadores de barrido manual –naranjitas-  que desde la semana pasada participan de un plantón frente al Palacio Municipal de Puebla se trasladaron a las oficinas del Tribunal de Conciliación y Arbitraje donde se encontraba el dirigente del gremio, Salvador Pérez Xilotl.

Frente al inmueble ubicado en la 4 Poniente, entre 3 y 5 Norte, demandaron su salida de la organización y que el gobierno de la edil Claudia Rivera Vivanco no encubra sus presuntas irregularidades administrativas.

Las manifestantes fueron rodeadas por casi medio centenar de elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital para proteger la salida de Pérez Xilotl del inmueble.

De acuerdo con las inconformes, los policías empujaron algunas de las trabajadoras y mantuvieron retenido a su compañero Antonio Ramírez.

"Nos cierran las puertas, no nos quieren recibir. Ahorita venimos para acá y nos mandan las patrullas; golpearon a las compañeras y ahorita se llevaron a un compañero", dijo una de las manifestantes.

Desde hace más de un año los trabajadores de barrido manual han encabezado protestas contra presuntas irregularidades de Pérez Xilotl al frente del Sindicato de Limpieza, Recolección y Actividades Conexas "General Ignacio Zaragoza”.

Entre las quejas contra el dirigente destacan la opacidad en el manejo de aportaciones sindicales, el bloqueo de prestaciones para quienes han demandado transparencia y una falta general de insumos para trabajar.

La tensión al interior de la organización creció también porque el próximo 7 de febrero está prevista la renovación de la dirigencia y prevén que el grupo de Pérez Xilotl imponga a un sucesor afín con presiones hacia los sindicalizados.

Foto: Agencia Enfoque