La renuncia del dirigente y del secretario de Organización del Comité Directivo Estatal del PRI demandaron integrantes de la Corriente Crítica de este partido a fin de garantizar un proceso electoral interno limpio.

Así lo expusieron en conferencia de prensa Erick Salgado Trujillo, Juan Carlos Michel y Genaro Morales Rentería, líder nacional de la Corriente Crítica del PRI.

Salgado Trujillo hizo un exhorto a los priístas interesados en contender por la dirigencia estatal para que dejen sus cargos, “en aras de una competencia interna sana, imparcial y sin dados cargados”:

Pidió ello en específico al presidente del partido, Lorenzo Rivera Sosa, y al secretario de organización Néstor Camarillo Medina, quienes han manifestado públicamente sus aspiraciones a competir en la siguiente elección interna.

“Hago un llamado también a Américo Zúñiga Martínez delegado del CEN en Puebla y a todo el Comité Ejecutivo Nacional a garantizar en Puebla comicios limpios y transparentes, considero que mi petición es justa ya que se debe garantizar piso parejo entre los aspirantes y dejar que sea nuestra militancia sea la decida en las urnas por el perfil de su preferencia para representarnos”.

Consideró que si ambos priístas siguen en sus cargos y participan en el proceso, “es tanto como ser juez y parte al mismo tiempo y puede prestarse a malas interpretaciones de manipulación, coacción al voto o utilizar los recursos económicos, territoriales y estructurales del partido en beneficio de sus campañas”.

En caso de que no abandonen sus puestos, pidieron al Comité Ejecutivo Nacional que ambos sean los árbitros y organizadores del proceso interno y se abstengan de competir por la dirigencia estatal.

“Ya que su permanencia en los cargos representaría una burla a la inteligencia de la militancia priísta y demostraría fehacientemente la nula intención de servir al partido y la total intención de servirse del partido”.