Además de los espacios insuficientes, el programa de verificación de automóviles en Puebla se mantiene opaco en la transparencia de su impacto económico para mejorar el medio ambiente, a decir organizaciones de medioambientalistas.

Mientras que en otras partes del mundo un porcentaje de los recursos de estos programas se destinan a quienes cuidan los bosques y a quienes realizan investigaciones para mejorar el medio ambiente, en la entidad no se conoce esa información, de acuerdo con Lorenzo Pérez Arenas, quien preside el Parlamento Comunitario de los Derechos de la Naturaleza en Puebla.

"¿Cuánto dinero del que se logra recaudar está destinado para los que están produciendo el agua y el oxígeno? Solamente es un negocio de, 'si estás contaminando tienes que pagar'.

"Ajá. ¿Y a dónde se va ese dinero? Si se supone que es para mejorar el medio ambiente y lo más importante, frenar el cambio climático, regular la temperatura y tener agua a disponibilidad", comentó en entrevista.

Para apoyos medioambientalistas, expuso, se podría por ejemplo etiquetar un 10 por ciento de los ingresos que deja la recaudación de la verificación y a la vez hacer público a la ciudadanía cómo el cumplir con esa obligación se refleja en mejoras para la naturaleza.

Al  programa de verificación, agregó Pérez Arenas, se suma también la opacidad de la empresa Agua de Puebla Para Todos que incluso en los mismos acuerdos de su concesión se prevé que parte de sus ingresos se destinen a garantizar el servicio a futuro.

"Cada día el agotamiento de los mantos acuíferos ha sido mayor, no tenemos una infraestructura para recarga de acuíferos aprovechando el agua de lluvia, para aprovechar el agua tratada", comentó.

Imagen e-consulta.com