El presidente del Consejo de Organismo Empresariales (COE), César Bonilla Yunes, informó que 30 empresas del sector plásticos presentarán un amparo colectivo contra la normatividad que prohíbe el uso de bolsas de plástico, popotes y unicel en los negocios, pues argumentó que está mal elaborada, carece de reglamento y no consideró la inclusión de los empresarios del ramo.

En rueda de prensa el presidente del COE mencionó que les preocupa que la gente ya no pueda usar la bolsa y mencionó que tienen de aquí hasta febrero para interponer un amparo colectivo en el cual estarían participando 30 empresas afectadas que corren el riesgo de perder 4 mil empleos.

“Tenemos 60 días a partir de la entrada en vigor, que fue el primero de enero, así que tenemos hasta febrero para interponer los amparos y ya estamos viendo con nuestros juristas esta posibilidad de hacer un amparo colectivo con todo el sector (...) En empleo calculamos, por el nivel de empresas que están siendo afectadas, entre plástico, popote y unicel, alrededor de 4 mil empleos y alrededor de 30 empresas de la ciudad de Puebla que se están viendo afectadas”, detalló.

Bonilla Yunes aseguró que no fueron tomados en cuenta para la implementación de esta nueva norma y no se incluyó a ninguno de los sectores ni a los usuarios ni a los productores, es una “ley totalmente unilateral”.

“Es una ley totalmente acéfala; no hay reglamento y es una ley injusta, nunca se incluyó a los sectores involucrados, ni los organismos que aquí están, los señores que manejan los plásticos en Puebla”, agregó.

Por su parte la presidenta del sector plástico, Araceli Pérez, señaló que las autoridades no consideraron la importancia del sector de reciclados e indicó que para la producción de plástico se requiere solo un derivado del petróleo.

“Estamos tratando de subsanar un daño ambiental quizá con otro todavía mayor (...) para fabricar plástico solamente requerimos un derivado de petróleo; no usamos agua y no tenemos emisiones. Estoy de acuerdo en que hay que regular los desechos, pero no nada más el plástico, también las latas, el vidrio, el papel”, aseguró.

Asimismo comentó que aunque saben que el plástico tarda mucho en degradarse, en sí no es malo porque tiene la ventaja de contar con un aditivo que acelera su desintegración, pero también puede utilizarse varias veces, en cambio la bolsa de tela no se puede reciclar. 

“La bolsa de tela aunque se reutiliza no se puede reciclar y la bolsa de poliestireno se debe hacer más gruesa para que pueda servir para varios usos. Hay muchos artículos que reflejan que la migración a otro material como el algodón o el polipropileno puede ocasionar una devastación” comentó. 

Foto: MVS noticias