Con 206 votos a favor y una abstención, el Consejo Universitario de la BUAP aprobó el informe donde se acusa a la Auditoría Superior del Estado (ASE) de usurpar funciones federales y violar la autonomía universitaria para revisar su ejercicio fiscal 2019.

Los consejeros aprovecharon para calificar como intromisión en la vida universitaria, la acción del auditor Francisco Romero Serrano y  del presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del estado, Gabriel Biestro Medinilla, de quien recordaron obtuvo su cargo falseando su lugar de origen con una carta de residencia apócrifa.

Durante la primera sesión extraordinaria de este año, el subcontralor José Ubaldo Ramírez presentó ante el máximo órgano de gobierno de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla un informe sobre la situación legal de la auditoría y de la visita domiciliaria de la ASE que inició el pasado 5 de diciembre de 2019.

El subcontralor señaló que la BUAP no se opone a la auditoría pero destacó que tal ejercicio corresponde a la Auditoría Superior de la Federación.

Como ya se había adelantado en un desplegado publicado el pasado 7 de enero y firmado por 43 directores de preparatorias, facultades e institutos de la BUAP, se informó que la ASE, encabezada por Francisco Romero Serrano, ha buscado usurpar una capacidad que solamente tiene la Auditoría Superior de la Federación (ASF) para revisar un ejercicio fiscal en curso.

En las conclusiones del informe presentado por Ubaldo Ramírez, se detalla que la ASE está usando estos mecanismos como un instrumento de presión sin garantizar los principios constitucionales de legalidad, confiabilidad e imparcialidad, y provocando que la revisión se vuelva un acto arbitrario.

"Convertir una excepción contenida en la Constitución federal, aplicable sólo a la Auditoría Superior de la Federación, en un instrumento de presión por parte de la Auditoría Superior del Estado que, a todas luces, no tiene como eje de su actuación la comprobación bajo los principios constitucionales de legalidad, confiabilidad e imparcialidad", informó.

Además de explicar que tras la reforma fiscal de 2015, la revisión de los recursos federales y participaciones sólo es competencia de la ASF y que la revisión en tiempo real debe tener como antecedente una denuncia fundada, el subcontralor aseguró que la BUAP no se está negando a acatar el requerimiento de la ASE.

Informó que "se han atendido los requerimientos realizados por la Auditoría Superior del Estado, incluso solicitando el término legal para entregar la información y aclaración de diversos puntos", no obstante, han exigido a la ASE una explicación sin obtener una respuesta lógica y razonable.

Proponen consejeros exhorto al Congreso

Integrantes del Consejo Universitario de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) propusieron hacer un exhorto al Congreso del Estado de Puebla para frenar los ataques injustificados por parte de la Auditoría Superior del Estado (ASE) y del presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Gabriel Biestro Medinilla.

El consejero y director del Instituto de Ciencias Sociales, Francisco Vélez Pliego, dijo que se debe analizar el exhorto para que el Poder Legislativo se pronuncie contra los actos ilegales del auditor del estado.

El director del Complejo Regional Centro de la BUAP, José Manuel Alonso, reprobó la postura del diputado Gabriel Biestro Medinilla que ha hecho múltiples declaraciones asegurando que hay desvío de recursos en la institución, aún antes de que se concluyan las diligencias de la ASE.

"Ya hay una actitud claramente hostil hacia nuestra institución y esa actitud hostil viene precisamente del presidente de la Junta de Gobierno del Congreso local, Gabriel Biestro Medinilla, y hemos de recordarle a los diputados que la honradez es un principio de fiscalización", explicó Manuel Alonso.

El académico también recordó que para poder ser legislador, Biestro tuvo que mentir sobre su residencia, además de que es innegable que existe una relación estrecha entre el auditor y el diputado, quien finalmente influyó en la elección de Romero Serrano para presidir el órgano de fiscalización.

"El diputado Gabriel Biestro, para poder ser candidato, presentó una serie de irregularidades para obtener su ciudadanía y su registro ante los órganos electorales porque él es originario de la Ciudad de México (...) es curioso que el actual auditor, Francisco Romero, fue contratado por Biestro Medinilla para elaborar el presupuesto del presente año para el Congreso del Estado", señaló.

Foto: Agencia Enfoque