Seis de cada 10 poblanos viven en pobreza, tres son vulnerables de caer en esa condición y solo uno no es pobre ni está en riesgo de serlo, según lo refleja un diagnóstico de la Secretaría de Bienestar federal.

El “Informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social 2020” de la dependencia federal señala que vive en marginación el 41.9 por ciento del total de personas en el país, porcentaje que Puebla supera, pues llega hasta el 58.9 por ciento.

De manera general, esta dependencia ubica a la entidad poblana actualmente con un grado “alto” de rezago social.

Son pobres más de la mitad de poblanos

La dependencia citó que en Puebla viven 6 millones 604 mil 451 personas, de las que 3.8 millones - el 58.9 por ciento- viven en condición de pobreza, pues carecen de recursos suficientes para una adecuada alimentación, o tienen alguna carencia de ingresos, educación, seguridad social o vivienda.

De ese porcentaje, el 50.3 se encuentra en pobreza moderada y el 8.6 por ciento en marginación extrema.

De acuerdo con el Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el nivel de pobreza que padece una persona se clasifica en: general, moderada y extrema.

La primera se refiere a quienes tienen al menos una carencia de las cinco que establece para medir la marginación, las cuales tienen que ver con acceso a la salud, a la seguridad social, a los espacios de una vivienda y a la alimentación.

Los pobres extremos son quienes tienen tres o más limitantes, mientras que los pobres moderados son los que resultan al restar al grupo de pobreza extrema de la población total marginada.

Por otra parte, 1.5 millones de poblanos -23.2 por ciento- fueron ubicados en la categoría “vulnerables por carencias” que se refiere al riesgo que una persona tiene de no acceder servicios de salud, educación, seguridad social, ingresos o a una vivienda digna y así caer en pobreza.

La dependencia citó que un 6.1 por ciento de la población en el estado, porcentaje que equivale a 402 mil personas que ahora tienen ingresos suficientes para vivir, podrían no tenerlos en el futuro, por lo que son “vulnerables por ingresos”.

En el panorama estatal, únicamente el 11.7 por ciento, es decir, 772 mil personas, no son pobres y tampoco están en riesgo de caer en marginación, lo que se traduce en una proporción de uno de cada 10 poblanos.

Según los datos, el estado cuenta con 2 mil 296 zonas urbanas y 179 áreas rurales, para sumar un total de 2 mil 475.

En cuanto al rezago en la vivienda, el 2.7 por ciento de la población vive en hogares con pisos de tierra; el 1.2 por ciento tiene casas con materiales endebles y el 8.3 por ciento vive en hacinamiento.