El crecimiento económico en Puebla para el 2020 se verá condicionado por el aumento de impuestos al sector servicios, como en el caso del hospedaje, que es uno de los que generó mayores ingresos en 2018, de acuerdo con Anselmo Chávez Capó, académico de la licenciatura en Administración Financiera de la Upaep.

En entrevista para e-consulta, Chávez Capó indicó que el año que se inicia tendrá arranque complicado considerando que en el anterior la entidad poblana se vio afectada por la disminución de la producción automotriz, que es una de las industrias más fuertes por la presencia de Volkswagen y Audi.

Al mismo tiempo destacó que las áreas de servicios, como el hospedaje o el turismo, son otros giros que están dejando ingresos para la entidad pero que se verán golpeados por los impuestos autorizados.

"Las áreas que están generando ingresos, como la de servicios, pueden ser afectadas por impuestos como el impuesto sobre hospedaje que se está considerando en la Ley de Ingresos del Estado de Puebla", indicó.

Agregó que la mezcla entre la recesión del sector automotriz y los nuevos impuestos al sector de servicios, podría terminar en una afectación para rubros como la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), si los turistas dejan de venir a Puebla a consumir.

"Si el área que te está generando recursos, porque el sector automotriz no te está generando, tú le vas a poner impuestos como el del hospedaje, entonces eventualmente la gente podría dejar de venir y al dejar de venir, el sector servicios te deja de contribuir ", explicó.

Las bajas ventas en el mercado nacional provocaron que en 2019 Volkswagen tuviera que programar paros técnicos, los cuales golpean la economía de los empleados pero también la de quienes trabajan en las proveedoras.