Mientras que los verificentros lucen rebosantes a pesar de una nueva prórroga sin multas a cumplirse el 31 de enero, en el gobierno del estado argumentan que la apertura de nuevos espacios dependerá de un estudio a definirse tentativamente en el primer mes de 2020.

Así lo dio a conocer la titular de la Secretaría del Medio Ambiente, Beatriz Manrique Guevara, durante una entrevista radiofónica en Informativo 102.

De acuerdo con la funcionaria, el estudio ya en proceso busca definir dónde son necesarios los nuevos espacios en función de los niveles de contaminación, la cantidad de automovilistas y las necesidades de la ciudadanía que cumple con una obligación.

"Eso lo definirá un estudio técnico y va a ser un estudio que no tendrá dados cargados: más aquí porque nos conviene, más allá. . . No, tendrá que ser lo que resulte más conveniente para el ciudadano", dijo.

En torno al déficit de verificentros reconoció que han surgido diferentes posturas y hasta cifras probables, pero dijo que esto no puede definirse de una manera informal y se debe garantizar que las propuestas sean funcionales.

En cuanto a la saturación que se ha observado en los últimos días, Manrique Guevara argumentó que se trata de un fenómeno en el que se conjugan la práctica ciudadana de desatender las obligaciones y la salida de vacacionistas.

"Tendemos a dejar todo al final, por eso está siendo la carga de vehículos, de gente que quiere verificar, aunado a que hay gente que quiere salir el día de hoy rumbo a la Ciudad de México y saben que deben tener la verificación", comentó.

La propuesta de más verificentros fue planteada por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta desde que buscaba la gubernatura y desde los primeros días de su gestión dijo que se revisaba el tema.

La escasez de verificentros en todo el estado surgió luego de que con el ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas se cerraran 85 centros bajo el argumento de que operaban con irregularidades.

Foto: Agencia Enfoque