Presentar casos contundentes de corrupción es uno de los retos más importantes del gobernador Miguel Barbosa Huerta, de cara al 2020, opinaron académicos de la Universidad Iberoamericana.

Uno de los beneficios de la alternancia, del cambio de gobierno, es que el gobierno entrante haga justicia; ahí radica la ventaja de las urnas, porque pueden castigar a quienes incurrieron en irregularidades, por lo que voltear atrás es correcto,” dijo Juan Luis Hernández, director del Departamento de Ciencias Sociales.

El académico consideró urgente que Miguel Barbosa ofrezca acciones en esa materia, y agregó que una forma de conseguirlo consiste en el fortalecimiento del Sistema Estatal Anticorrupción, según una nota del diario El Popular.

También forman parte de esos retos ofrecer resultados en obras de infraestructura, programas gubernamentales y en comportamiento democrático.

Hernández mencionó que deberán implementarse decenas de programas y políticas públicas, y precisó que si bien un año es poco tiempo para resarcir los daños generados en décadas, hay una obligación de que ofrezca certeza en la conducción del estado.

Externó que el próximo es un año para que muestre resultados evidentes, y más si se considera que en el 2020 se estará en la antesala de la elección intermedia, ya que deberá trabajar para generar una buena percepción política en las urnas.

Foto: Agencia Enfoque