El PVEM y Nueva alianza (NA) pueden ser embargados si no pagan las multas millonarias que les impuso el INE, incluso sus bienes serían subastados para cubrir los adeudos si en 2021 pierden el registro.

A unos días de que concluya 2019 los dos partidos quedaron endeudados hasta 2021 tras las sanciones que les impuso el Instituto Nacional Electoral (INE) por anomalías de sus dirigentes, y existe la posibilidad de que el próximo año incrementen sus multas si incurren en más irregularidades.

El PVEM debe cubrir 9 millones 186 mil 726.59 pesos en los próximos dos años. 3 millones 313 mil 865.73 pesos tendrá que solventarlos durante 2020 y los 5 millones 872 mil 860.86 restantes los cubrirá en 2021.

Lo prolongado de la deuda se debe a que la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LGIPE) establece que la mensualidad de las multas no puede ser mayor al 50 por ciento del financiamiento público mensual de los partidos.

Es por eso que si en 2020 y 2021 el Instituto Electoral del Estado (IEE) no incrementa las prerrogativas de esta fuerza política, la deuda existente podría extenderse incluso hasta 2022.

El próximo año el PVEM recibirá de financiamiento público 16 millones 898 mil 859 pesos, divididos en 12 ministraciones de 1 millón 408 mil 238.25 pesos.

Nueva Alianza debe 4.9 mdp

Nueva Alianza (NA) fue multado con 4 millones 985 mil 245.05 pesos. El año entrante tendrá que erogar 3 millones 326 mil 191.35 pesos y para 2021 quedará pendiente 1 millón 659 mil 53.70 pesos.

El IEE asignó para 2020 un total de 14 millones 11 mil 13 pesos al partido magisterial, así que cada mes dispondrá de 1 millón 167 mil 584.4 pesos.

Las sanciones a las fuerzas políticas se impusieron por no reportar gastos, no comprobar compras, no acreditar sus ingresos o por no tener evidencias de materiales y servicios que supuestamente contrataron.

Embargo si no pagan

En caso de que no paguen por falta de recursos o porque se queden sin registro, el INE podría proceder al embargo de bienes muebles e inmuebles del partido, de acuerdo con la LGIPE.

Solo en el escenario de que se extingan los partidos se procedería a la incautación de su patrimonio para que sea subastado y con ello se solventarían las multas que deban, así como los salarios del personal y los créditos que hayan contratado.

Las demás multas

Los otros ocho partidos que existen en Puebla también fueron multados, aunque en menor medida, por anomalías en sus gastos de operación durante el ejercicio fiscal de 2018.

Movimiento Ciudadano (MC) se hizo acreedor a una sanción de 2 millones 926 mil 473.27 pesos, en tanto que Morena fue castigado con 623 mil 723.57.

El PAN pagará 223 mil 239.14 pesos y Compromiso por Puebla (CPP) 214 mil 810.89.

Al PRI le impusieron cubrir 117 mil 352 pesos; al PRD 92 mil 945.75; al Partido del Trabajo (PT) 18 mil 559.05 y a Pacto Social de Integración (PSI) 3 mil 224.