Bien es sabido que la fe puede caer muy fácilmente en el fanatismo por parte de algunos extremistas religiosos, y para muestra un botón.

En Ghana, el pastor de una iglesia tuvo la “maravillosa” idea de convencer a sus feligreses para que bebieran el agua que momentos antes él había ocupado para bañarse.

Algunos medios locales informaron que esto ocurrió el pasado 16 de diciembre y se dio a conocer gracias a que uno de los presentes decidió grabar el acto y luego publicarlo en redes sociales, donde se viralizó.

En la grabación se logra apreciar a varias mujeres que hacen fila para beber del agua de un tinaco azul donde, precisamente, se encuentra sumergido el pastor; mientras esto ocurre, distintos cánticos dan ambiente al lugar.

La polémica se generó en redes sociales, donde cuestionaron hasta dónde puede llegar la fe.

Foto: Captura de pantalla de YouTube