Las cámaras empresariales cuyos socios tienen presencia en el Centro Histórico de Puebla, reprocharon al ayuntamiento el haberlos ignorado en la entrega de permisos para ambulantes, toda vez que este fin de semana su presencia fue desmedida en el primer cuadro de la ciudad.

Aunque la Secretaría de Gobernación Municipal autorizó la instalación de 300 ambulantes en 73 villas instaladas en la calle 5 de Mayo, entre el 17 de diciembre y el 6 de enero, este fin de semana se pudo apreciar que dicho número rebasó por mucho, además de que hay villas aún vacías.

En un recorrido realizado por este medio, donde los ambulantes impidieron de forma agresiva documentar su trabajo, se pudo apreciar que la regulación de instalar únicamente artículos de temporada navideña fue ignorada por los informales.

Por toda la calle 5 de Mayo, desde la 2 y hasta la 18 Poniente, es posible ver a los comerciantes, aunque entre la 4 y la 12 Poniente el tránsito peatonal se vuelve complicado por el número de quienes ocupan la calle, invadiendo incluso las entradas de comercios establecidos.

Pero no solamente hay series navideñas o artículos propios de la temporada, ya que comercializan también comida, perfumes, relojes, piratería, ropa, zapatos, juguetes y hasta animales como perros, gatos y conejos.

Otras calles que están tomadas por los ambulantes son la 4, 8, 10 y 14 Poniente, desde la calle 5 de Mayo hasta la 9 Norte, donde incluso aumentan los robos de bolsas y celulares, aprovechando la gran afluencia de gente.

Empresarios critican ambulantaje desmedido

Una de las primeras en alzar la voz ante la instalación irregular de los informales fuera de las villas navideñas y de permitir que haya puestos de comida, fue Olga Méndez Juárez, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac).

A través de su cuenta de Twitter, Méndez Juárez criticó la rigidez con la que es tratado el comercio establecido en materia de protección civil y salubridad, situación que se deja pasar por completo con los informales en la vía pública.

"¿Esto NO es un riesgo? ¿Porque tanta exigencias a los comercios establecidos con la carpeta de protección civil? Ahhhh es Vía Pública. ¿Y la higiene en los alimentos?", escribió acompañado de una foto donde se pueden apreciar dos tanques de gas LP en un puesto de comida, en plena calle 5 de Mayo.

En ocasiones previas, Méndez Juárez también criticó que los ambulantes, ya que además de evadir los impuestos y permisos que se les exigen al comercio establecido, no son sujetos de una evaluación sobre la procedencia de sus ingredientes, principalmente la carne, así como de la higiene con la que se elaboran.

Otra de las voces críticas es la del presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios de Turismo (Canaco) en Puebla, Rafael Herrera Vélez, quien reprochó que hubieran ignorado el escrito presentado ante el Ayuntamiento de Puebla para rechazar la instalación de puestos o hacerlo con estrictas medidas que no han sido respetadas.

“Elaboramos un escrito que entregaremos a la autoridad municipal; esto es como el mundo al revés, es como dar permiso a que haya un desorden. Un ciudadano, sobre todo los pequeños, se van a desenvolver mejor si viven en un ambiente ordenado y limpio, pero si tú generas un ambiente sucio y desordenado, en automático produces ciudadanos que no van a ser ordenados”, consideró Herrera Vélez.

Reprochó que las autoridades municipales sean tan permisivas con el ambulantaje, aunque reconoció que es necesario que haya espacios para comercializar artículos de temporada y artesanías, pero no el tipo de artículos que se están vendiendo en las calles.

"No se vale que el Ayuntamiento sea tan permisivo de seguir creciendo esto; le hemos pedido al Ayuntamiento que si puede haber en esta temporada navideña oportunidad para la gente que labora artesanías, nacimientos, musgo y para gente de las juntas auxiliares, podría ser un alivio para su economía y no significa una competencia desleal", enfatizó.

Agregó que existen puestos que están siendo tolerados y que pueden tener hasta 100 mil pesos de mercancía, lo cual cae en una competencia desleal para el comerciante establecido que debe de pagar desde la luz hasta permisos e impuestos.

Foto: @olgamj