Por séptimo día consecutivo, empleados sindicalizados del ayuntamiento de Puebla mantuvieron su bloqueo a las oficinas del Organismo Operador del Servicio de Limpia (OOSL) y el relleno sanitario, lo que ha impedido el depósito de la basura que se produce en la capital. 

Ante la inconformidad de los trabajadores que están ligados al exlíder sindical Israel Pacheco Velázquez, este fin de semana personal de la comuna se vio obligado a trasladar los residuos al tiradero de Tepeaca.

Los empleados acusan a la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco de incumplir con el pago de un bono de fin de año y otras prestaciones económicas. La alcaldesa ha señalado que las prestaciones con las que contaban eran excesivas. Tras la protesta, fueron dados de baja 17 empleados administrativos del OOSL. 

Continúa la protesta 

Según confirmaron los inconformes, el bloqueo tanto en las oficinas del OOSL como en el relleno sanitario continúan hasta este domingo, debido a que sus demandas de pago de prestaciones no han sido atendidas, además exigen la reinstalación de quienes fueron despedidos. 

Los trabajadores indicaron que el pago de sus prestaciones de fin de año es un derecho que adquirieron por lo que consideraron injusto que la actual administración se los retire de forma arbitraria. 

Rechazaron que la alcaldesa haya intentado acercarse a ellos para escuchar sus demandas y, por el contrario, refirieron que pese a que han intentado buscar a los directivos, no han sido atendidos, incluso acusaron que personal de la comuna ha intentado agredirlos físicamente.

Rivera Vivanco ha señalado que el bono que recibían los inconformes superaba un mes de salario lo que es ilegal, motivo por el que se determinó dejar de pagarlo.

Foto: Agencia Enfoque