La huelga de hambre de 70 migrantes extranjeros recluidos en la delegación del Instituto Nacional de Migración (INM), que inició la noche del miércoles por irregularidades en sus procesos, terminó hacia las 17:30 horas de este viernes luego de que llegaran a acuerdos con autoridades federales.

De acuerdo con la abogada Iveth Claudia Espinoza Oropeza que representa 11 de los casos, se logró cumplir con deportaciones o retorno asistido y liberaciones, en tanto que en algunos casos se llegará a resoluciones la próxima semana.

"Empezaron a ingerir y a tomar sus alimentos de manera ordenada y organizada, dando también ellos una muestra de que están en la disponibilidad de atender el dialogo con Migración", dijo.

Sobre las deportaciones refirió que desconoce la cifra exacta, pero se trata de casos en los que la medida ya había sido solicitada por los mismo migrantes hace más de 15 días sin que se concretara y que hacia la noche del viernes ya estaban en camino a sus países.

Entre sus representados hay cuatro personas que ya fueron liberadas porque ya tenían más avances y en otros siete casos les definirán si su salida es viable, lunes o martes próximos.

Entre las quejas que llevaron a los migrantes a emprender la huelga de hambre estuvieron las contradicciones en los lineamientos para dejarlos en libertad, el que no les reconocieran la Constancia de Reconocimiento de la Condición de Rufugiado emitida por la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados  y el que se cobraran fianzas de 30 mil pesos.

Foto: Especial