El próximo reemplacamiento vehicular será para todos los vehículos y sí tendrá un costo, confirmó este viernes el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, quien insistió en que el objetivo es contar con un padrón más confiable y con mayor información.

La administración estatal aún no cuenta con una fecha para iniciar el canje de los metales, pues el mandatario indicó que aún se analiza ese tema para que se pueda realizar “… una vez que tengamos condiciones”, acotó.

Cuestionado sobre el tema tras presidir la inauguración del Acuario Michin, el gobernador reiteró que el principal objetivo del reemplacamiento es contar con un padrón vehicular real, pues comentó que las placas que fueron entregadas en anteriores administraciones no proporcionan información necesaria sobre el historial de los vehículos y tampoco tienen candados de seguridad.

Barbosa aseguró que, a través de la licitación que su gobierno publicó esta semana, se adquirirán metales con candados de seguridad suficientes y que además brindarán a las autoridades todo el historial de los vehículos.

De esa forma, los metales podrán ser utilizados para fines de seguridad pública o para movilidad, como en el caso de las fotomultas. Asimismo, dijo que podrán ser identificados tanto en arcos de seguridad como por cámaras de videovigilancia.

“…las placas no tienen todas las medidas de seguridad porque las que se van a expedir tienen el registro de todo y se pueden identificar desde cámaras, arcos, de todos lados se va a poder identificar todo el historial del vehículo”, indicó.  

El gobernador dijo también que hay miles de placas en las bodegas del gobierno del estado, las cuales no cuentan con las medidas de seguridad necesarias, pues los gobiernos que las adquirieron no repararon en ese tema. “Son placas que no sirven, son de lata”, comentó.  

Sobre el costo, comentó que este será definido posteriormente, pero reiteró que tendrá que ser absorbido por todos los propietarios de vehículos.

Imagen e-consulta