El ex alcalde de Palmar de Bravo, Pablo Morales Ugalde, que estuvo en la cárcel acusado de lavado de dinero y venta ilegal de combustible demandó a la Fiscalía General de la República (FGR) devolverle 2 inmuebles y 17 cuentas bancarias.

De acuerdo con el diario Reforma, el funcionario fue absuelto de las acusaciones y tramitó un amparo para que las autoridades respondan por el “desaseguramiento” de sus bienes.

El ex edil reclama la recuperación de dos propiedades conocidas como La Fuente y El Aguaje, ubicadas en la comunidad de San José, en el municipio de Tecamachalco.

Además, pide cancelar un acuerdo por el que se le inmovilizaron cuentas bancarias que registraron movimientos entre enero de 2015 y septiembre de 2016.

Parte de ellas están a nombre de Distribuidora de Combustibles del Palmar de Bravo y manejaron alrededor de 57 millones de pesos.

Reforma señala que el amparo fue tramitado el 15 de agosto y el fallo señala que se debe contestar al ex edil por el destino de sus bienes.

Al ex edil le fueron revisadas el 18 de abril de 2017 gasolineras de su propiedad y el 30 de junio cuatro de ellas fueron clausuradas.

De forma paralela, Morales Ugalde fue detenido el 5 de junio de 2017 y liberado el 10 de octubre de 2018.