En 45 mil 185 por ciento se disparó el gasto en publicidad que el gobierno de Puebla realizó en 2018, pues oficialmente se autorizaron 200 mil pesos pero se ejercieron 94 millones.

Así se indica en el Índice de Información del Ejercicio del Gasto que elaboró el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).  

Este gasto está destinado a la difusión de mensajes y campañas para informar a la población sobre el quehacer gubernamental.

Para el IMCO, las amplias diferencias entre los recursos aprobados y los realmente aplicados en difusión son producto de la complicidad de los congresos estatales con los gobiernos de los estados.

Gastan más de lo que les autorizan

De acuerdo con los datos que fueron extraídos de las cuentas públicas e información financiera de los gobiernos estatales, Puebla es la entidad con la diferencia más alta entre el presupuesto aprobado y el aplicado en difundir las acciones gubernamentales.

Según citó el IMCO, el presupuesto para difusión en 2018 –cuando en el estado gobernaba José Antonio Gali Fayad–, ascendió a 0.2 millones de pesos, pero al final de ese ejercicio fiscal se aplicaron 94 millones, lo que equivale a una diferencia de 45 mil 185 por ciento.

Una situación similar ocurrió en 2017, pues el Congreso local presupuestó 0.3 millones de pesos, pero se gastaron 91 millones, lo que implica una diferencia de 30 mil 233 por ciento.

En 2016, la diferencia entre el gasto aprobado y el ejercido ascendió a 9 mil 900 por ciento, al pasar de 0.7 a 70 por ciento, respectivamente.

Después de Puebla, Sinaloa y Veracruz destacan entre los estados con las diferencias más amplias en el gasto para publicidad.

En Sinaloa se aprobaron 22 pero se ejercieron 494 millones, lo que implicó una diferencia de 2 mil 99 por ciento, mientras que en Veracruz se contaba con 25 pero se aplicaron 284 millones, por lo que hubo un aumento de 1 mil 36 por ciento.

Según el reporte, aunque Puebla aumentó en más de 45 mil por ciento su dinero para comunicación, cuenta con uno de los gastos per cápita más bajos, pues se encuentra por debajo del promedio nacional que es de 64 pesos.

En contraste, en Campeche, Coahuila y Tamaulipas son los estados con los promedios más elevados, ya que el gasto por persona asciende a 586, 232 y 188 pesos, respectivamente.

Imagen e-consulta