Salvador Reyes, presunto feminicida buscado desde el fin de semana por matar de una puñalada a su esposa Reyna Corona, en el municipio de San Pedro Tlaltenango, fue hallado sin vida la mañana de este lunes a unos metros de su casa donde decidió colgarse de un árbol.

Salvador fue plenamente identificado como la pareja sentimental y feminicida de Reyna Corona, quien la madrugada del pasado sábado fue asesinada dentro de su domicilio en la calle Benito Juárez de Tlaltenango, frente a una de sus hijas, que finalmente fue la que pidió ayuda y narró lo ocurrido.

Ya que estaba plenamente identificado como el responsable del crimen, las autoridades se dieron a la búsqueda de Salvador quien no huyó demasiado lejos pues por la mañana de este lunes, aparentemente trató de volver a su casa, pero estando bajo los influjos del alcohol decidió ahorcarse en un árbol.

Al hallar el cuerpo de Salvador, los vecinos dieron aviso al número de emergencias 911. Para ese momento ya era conocido en todo el municipio debido a que el feminicidio de Reina se difundió rápidamente.

Personal de la Fiscalía General del Estado se encargó de hacer el levantamiento de cadáver de este hombre y trasladarlo al servicio médico forense para practicarle la necropsia de rigor y confirmar que se trató de un suicidio, a fin de integrar la respectiva carpeta de investigación.

Se conocieron en EU; ella era de Oaxaca

Fuentes extraoficiales cercanas a la familia confirmaron que la pareja de Salvador y Reyna se conocieron hace muchos años en la Unión Americana, ya que ambos eran braseros, él de Puebla y ella de Oaxaca

Reyna tenía dos hijos mayores de edad, sin embargo cuando el matrimonio decidió volver a México sus hijos se quedaron en el vecino estado del norte. Una vez en este país la pareja procreó otros dos hijos, una de ellos,  la niña que atestiguó el trágico desenlace de esta pareja.

Aunque se está a la espera de que concluyan los diligencias por parte de los servicios periciales de la Fiscalía General del Estado, se sabe que Salvador habría estado bajo los efectos del alcohol al momento en el que atacó a Reyna aparentemente por una disputa marital.

Los familiares de la víctima se trasladaron hasta Puebla al enterarse de lo ocurrido para reclamar sus restos y regresarla a su natal Oaxaca, donde se espera que sea sepultada en tanto que se realizan los trámites correspondientes para la custodia de los hijos menores de la pareja.

Foto Especial