La mañana de este miércoles se dio a conocer que el volcán Iztaccíhuatl registró una supuesta erupción durante la madrugada, la cual habría encendido las alarmas de las poblaciones aledañas debido a que desde hace ya más de un siglo que no presenta actividad volcánica.

Ante esto, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana aseguró que esta actividad pudo haberse tratado de un efecto óptico y no de una explosión.

Fue a través de un comunicado oficial en que la Secretaría aseguró que “la mujer dormida” no registra actividad explosiva, por lo que invitó a la población a permanecer en calma.

En las imágenes difundidas vía redes sociales se aprecia una supuesta emisión de gas y fragmentos incandescentes a la altura de la cumbre Amacuilécatl, la cual también es conocida como ‘Los pies’.

 

¿Qué pasó entonces?

Dicha dependencia señaló que, si hubiese habido algún tipo de explosión en dicha zona, se habrían observado señales sísmicas en las estaciones de la red del Popocatépetl desde semanas o incluso meses previos, debido a que éstas son altamente sensibles y su ubicación permitiría detectar cualquier síntoma de actividad en el volcán.

Lo que se pudo observar en las imágenes coincide en tiempo con un destello del lado izquierdo, el cual proviene de una de las luces de la estación repetidora que se ubica en el cerro de Altzomoni.

En conclusión, no hubo actividad volcánica en la zona y la mujer dormida puede seguir descansando.

La última erupción registrada del volcán fue en 1868.

 

Foto: Captura de pantalla Twitter