El conflicto entre elementos de la Policía Federal y el gobierno de México no ha parado e incluso podría llegar hasta a la destitución del presidente Andrés Manuel López Obrador y Alfonso Durazo, secretario de Seguridad.

Según información del portal Zócalo, en entrevista con Azucena Uresti (quien conduce el programa en Grupo Fórmula), Iván Chávez, representante de los elementos de policía y presidente de la Organización Ciudadanos Uniformados, habló sobre el curso del proceso que siguen sus clientes.

Chávez contó que siguen las negociaciones de policías federales, pues debido a que están inconformes van a continuar con el programa ‘denuncia voluntaria con gratificación’. Los representados se dividen en tres grupos:

1.- Los que sí quieren trasladarse a la Guardia Nacional con el respeto a sus condiciones de trabajo (aproximadamente mil 600 elementos)

2.- Los que quieren renunciar voluntariamente y con gratificación (alrededor de 400 policías)

3.- Los que piden su indemnización al 100 por ciento por los años de servicios brindados (se calcula que son 13 mil uniformados).

Iván señaló que cada uno de los policías del tercer grupo serían acreedores a por los menos 500 mil pesos, el gobierno federal debería pagar a los 13 mil elementos un aproximado de 6 mil 500 millones de pesos en total; si las autoridades no aceptan lar la indemnización, se emitiría una denuncia ante el Tribunal Administrativo en contra del presidente AMLO y del secretario Durazo; esto los podría llevar a la destitución de sus respectivos cargos.

Foto Facebook