Durante los primeros ocho meses de 2019, la infraestructura de ductos de Petróleos Méxicanos (Pemex) en Puebla se ha visto afectada por las bandas dedicadas a ordeñar combustible, específicamente gas LP, pues en promedio se detecta una toma clandestina cada 12 horas.

De acuerdo con información de la Subdirección de Salvaguarda Estratégica de Petróleos Mexicanos, publicada por El Universal, el robo de gas LP en Puebla ha aumentado más del 800 por cierto, en comparación con el año pasado.

Las cifras de la paraestatal emitidas mediante la plataforma de transparencia, indican que entre enero y agosto del presente año se han registrado 468 tomas clandestinas para extraer gas LP en los ductos de Pemex, lo que representa que en promedio se realiza una cada 12 horas.

Está situación es alarmante si la comparamos con las cifras de este mismo ilícito en los primeros ocho meses del año pasado, cuando Pemex solo reconoció 47 tomas ilegales en su infraestructura de ductos, es decir, un 893.7 por ciento menos que las tomas de este año.

 

Se destinan 17 mdp más para reparar ductos

Las mismas cifras de la paraestatal señalan que para reparar los ductos dañados por la delincuencia para extraer el hidrocarburo durante el año 2018, se destinaron 2 millones 594 mil pesos, mientras que para reparar las 468 tomas clandestinas de este año fueron destinados 19 millones 922 mil 292 pesos.

Estas cifras muestran un aumento de 17 millones 328 mil 292 pesos, lo que se traduce en un incremento del 668 por ciento en comparación con el año anterior y un mayor despliegue de personal de Seguridad Física e Ingeniería para realizar esta labor.

 

Las fugas más recientes

El pasado 16 septiembre se generó un incendio en una toma clandestina de gas LP, en los límites de los municipios de Cuautlancingo y Puebla, que dejó como saldo seis trabajadores de Pemex lesionados, además de que la toma tardó más de 48 horas en ser sofocada. 

Otro caso más se registró una semana después, en un terreno ejidal del municipio de Huejotzingo, en donde las tomas fueron controladas y no se registraron personas lesionadas.

Foto: Agencia Enfoque