Un niño de Florida a quien le gusta el futbol americano, llegó al partido del equipo con el logotipo hecho a mano y engrapado a una playera; su maestra decidió tomarle una foto al pequeño y compartirla en redes sociales para animarlo tras haber sufrido bullying por sus compañeros ante el resultado de su creatividad.

Cuando la tienda oficial de los jugadores supo a fondo la historia de este pequeño, y todo por lo que había pasado, decidió hacerle un regalo especial: su logotipo fue impreso en toda la nueva mercancía del equipo, anunciando que sería la imagen oficial por algunos meses.

“Comparta el orgullo de voluntario de un estudiante de primaria de Florida usando su diseño en su camisa también! Haga su pedido hoy para una entrega esperada a fines de septiembre. Una porción de las ganancias de cada camisa vendida será donada”, es el mensaje compartido en redes sociales.

El dinero recaudado de la venta de este diseño en específico será destinado para instituciones que ayuden a la integración social de los pequeños y promuevan campañas para evitar el bullying y el acoso infantil.

Foto Facebook