El abogado Julio Hernández Barros reveló que Rosario Robles, ex titular de la Sedesol, se encuentra mal de salud y desesperada por el encierro.

“Esta desesperada, con ganas de salir, está un poco mal de salud. La presión arterial le baja, le sube, y ella quisiera estar afuera siguiendo su proceso en libertad”.

Los defensores anunciaron que ya no seguirán representando ante los tribunales a Rosario Robles porque debido a su precaria situación económica ella ya no puede pagar sus honorarios profesionales.

Julio Hernández Barros le dijo al diario El Universal que el viaje que hicieron para denunciar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos al juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna lo pagaron los amigos y familiares de Rosario Robles.

“Son muchos gastos que se tienen que hacer, por ejemplo, sacar 20 juegos de 200 hojas, son gastos pequeños pero que al juntarlos se convierten en grandes montos y es dinero que ella no tiene”.

Aseguró que la decisión de ya no representar a Rosario Robles, la tomaron de mutuo acuerdo con ella.

Precisó que él continuará defendiendo a Rosario Robles hasta que ella encuentre a un nuevo abogado.

“Fue una decisión que se tomó este viernes de mutuo acuerdo y sin rispidez, pues debido a la situación económica de la maestra Rosario Robles es imposible seguirla defendiendo, pero no la vamos a dejar sola, porque estaré al frente en tanto encuentra un nuevo abogado”.

Actualmente, Rosario Robles, ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social, se encuentra detenida por el caso conocido como la Estafa Maestra.

Rosario Robles se le acusa de ejercicio indebido del servicio público porque se asegura que estaba enterada de irregularidades que había en varios contratos que firmaron la Sedesol y universidades y que no informó a sus superiores.

Las autoridades afirman que las omisiones en las que Rosario Robles incurrió le provocaron al erario un daño de 5 mil 73 millones 358 mil 846 pesos.

Foto: Excélsior TV