El argentino naturalizado paraguayo, Jonathan Fabbro, fue sentenciado a 14 años de prisión después de cinco audiencias y 20 testigos a lo largo del juicio. El exjugador de Lobos BUAP fue acusado de abuso sexual contra una menor.

El Tribunal Oral Criminal 12, el cual es integrado por Luis Óscar Márquez, Claudia Moscato y Darío Medina, sentenció al exjugador por cinco hechos de abuso sexual con gravante de ultraje contra su propia ahijada, cuando ella tenía entre 5 y 11 años de edad.

Fabbro fue detenido el 20 de diciembre de 2017 en el Hotel Villa Florida, ubicado en el municipio de San Andrés Cholula, Puebla, cuando era jugador de Lobos BUAP.

El juicio inició el 12 de agosto y se realizó a puerta cerrada, esto con el fin de mantener en secreto la identidad de la víctima, quien en la actualidad es una preadolescente y en las audiencias se presentaron pruebas que fueron calificados por los jueces como contundentes.

Entre las pruebas presentadas está una conversación entre la menor y el deportista, en donde de acuerdo a El Clarín él le pedía fotos a la chica.

Fabbro negó cada uno de los hechos y su defensa pidió una pena máxima de 12 años, mientras que la defensa de la víctima pedía 24, pues los abusos ocurrieron en cinco ocasiones.

“Entendemos que la prueba demuestra la materialidad de los hechos. Una pena de 24 años es lo que corresponde, si tenemos en cuenta los cinco hechos que se probaron en el juicio”, argumentó Gastón Marano, el abogado de la familia de la víctima.

Foto Especial