La circulación en ambos carriles de la autopista Puebla-Orizaba volvió a cerrarse al filo de las 17:30 horas a fin de controlar la fuga de gas detectada desde la mañana de este martes en el municipio de Acajete.

Así lo reportó la Coordinación General de Protección Civil en Puebla, quien ya había reportado con anterioridad la apertura de la vialidad, tras los primeros trabajos realizados por personal de Petróleos Mexicanos.

El control de la fuga de gas se realiza en específico en San Jerónimo Ocotitlán, localidad de Acajete, por lo que se pide a los conductores que tomen una vía alterna como lo es la carretera federal a Tehuacán.

Se solicitó a la población no acercarse a la zona y atender las recomendaciones de Protección Civil.

Foto: Especial