Miguel Ángel Osorio Chong, ex secretario de Gobernación, aseguró que no realizó ningún acuerdo con Javier Duarte, ex gobernador de Veracruz, para que se entregara.

Reconoció que cuando faltaban 40 días para que Javier Duarte terminara su gobierno, si le pidió que se entregara a la justicia para que pudiera aportar pruebas a su favor y se defendiera.

“No tuve nada que ver en ningún acuerdo, lo que sí hice fue pedirle que se retirara del cargo, le dije: 'sepárate, no importa que falten 40 días y puedes con libertad aportar las pruebas y defenderte”.

Miguel Ángel Osorio Chong le dijo a Elisa Alanís, de Milenio Televisión, que Javier Duarte le aseguró que enfrentaría a las autoridades y que en lugar de hacerlo se dio a la fuga.

“Él dijo que sólo faltaban 40 días, pero 40 días muy largos le dije, 'yo te recomiendo el que te pudieras retirar y si eres inocente pruébalo ante la autoridad’. Él dijo: 'sí lo voy a hacer, déjame hacer lo conducente en cuanto a comunicación' y de ahí se dio a la fuga y no enfrentó los cargos”.

El ex secretario de Gobernación exigió que, si Javier Duarte tiene pruebas de que hizo un pacto con las autoridades y que no fue capturado en Guatemala, que las presente.

“Si tiene pruebas que las señale, eso no evade los cargos que trae encima de actos de corrupción que han sido escandalosos. El video puede ser que se haya hecho antes, pero eso no genera una prueba contundente de que haya habido un acuerdo”.

Afirmó que no hay elementos para que lo acuse de haber realizado un pacto para entregarse, sólo sus dichos, y precisó que lo que Javier Duarte busca es desviar la atención.

“No hay nada que me impute a mí, sólo sus dichos; nos quiere desviar la atención de lo verdaderamente importante que es que enfrente la ley y tenemos que estar atentos de que el proceso siga adelante”.

Las acusaciones de Javier Duarte

El lunes 15 de julio se difundió que en 2018 Javier Duarte envió un texto a las autoridades de Reino Unido para solicitar asilo para su familia.

En la rogatoria de asilo para su familia, Javier Duarte denunció que era víctima de una persecución política y mediática y lanzó acusaciones en contra de funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto.

En una nota que publicó el periodista Ciro Gómez Leyva, de Imagen Noticias, se indica que Javier Duarte aseguró que fue víctima de una trampa que le tendieron las autoridades.

“Faltando poco más de un mes para la conclusión de mi mandato, en octubre de 2016, fui citado por el ministro del interior (Miguel Ángel Osorio Chong), quien me comentó que, por instrucciones del presidente de la república, me pedía que solicitara licencia para separarme del cargo de gobernador”.

“Me comentó que esto me lo solicitaban por el bien mío y el de mi familia, haciendo referencia a que yo ya había cumplido mi labor. Siendo institucional y leal, acate las instrucciones”.

“Inclusive el propio secretario de Gobernación se mostró amable y solidario conmigo y me dijo que tenía que salir dignamente de mi encargo como gobernador de Veracruz”.

Javier Duarte afirmó que las autoridades que entonces estaban en el cargo diseñaron una estrategia para exhibirlo y mostrarlo como un ejemplo de que sí combatían la corrupción.

“Delante de mí, el secretario habló con el directivo de una televisora nacional, a quien le pidió que me recibiera para ponernos de acuerdo con la entrevista en el noticiero de la mañana del día siguiente, en donde anunciaría mi separación del cargo de gobernador y los motivos por los que lo hacía. Acudí, nos pusimos de acuerdo sobre la mecánica de la entrevista”.

“Lamentablemente eso fue una trampa y el inicio de la persecución política diseñada por el secretario de Gobernación. A partir de ese momento, mi familia y yo fuimos víctimas de una persecución y un acoso fuera de toda proporción”.

“Al día siguiente que fue aprobada mi licencia para separarme de mi cargo de gobernador, un juez federal giró una orden de aprehensión en mi contra, basándose simplemente en los dichos de una persona”.

Crédito de la foto @osoriochong