El abogado Javier Coello Trejo aseguró que la orden de capturar a Emilio Lozoya por el caso Odebrecht es una prueba de que existe una persecución.

Un juez ordenó capturar a Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos, por el caso de la empresa brasileña Odebrecht.

Las autoridades también ordenaron detener a Marielle E, esposa de Emilio Lozoya; a su mamá, Gilda A; a su hermana, Gilda L; y a Nelly A.

La Fiscalía General de la República (FGR) indicó que Emilio Lozoya y las otras 4 personas podrían estar involucradas en el caso de sobornos de Odebrecht.

Javier Coello Trejo indicó que es claro que la persecución no sólo es en contra de Emilio Lozoya, sino también en contra de su familia.

Afirmó que no existía ninguna ficha roja de Interpol en contra de la madre de Emilio Lozoya ni de su esposa y que en el informe que presentaron los jueces no había orden de aprehensión.

“Nunca había habido Ficha Roja en contra de la mamá ni de la esposa de Emilio, porque incluso acaban de rendir informes previos los jueces y no había ninguna orden de aprehensión”.

En una nota que difunde la agencia Notimex se indica que el abogado Javier Coello Trejo aseguró que presentará las pruebas a favor de su cliente.

“No sé de dónde sacaron esto, pero ya abrimos la baraja y todas las pruebas que nosotros presentamos vamos a analizar si las tomaron en cuenta (o) no; hay pruebas anticipadas, que son pruebas plenas ante juez de control y donde se acredita plenamente que Zecapan no es de Emilio y Emilio no recibió ni un peso de Zecapan”.

El lunes 14 de agosto de 2017 el diario O Globo publicó un reportaje en el que aseguró que tenía documentación que vinculaba a Emilio Lozoya Austin con un pago de 10 millones de dólares.

La nota de O Globo indicaba que Luis Alberto de Meneses Weyll, ex director de Odebrecht comenzó a pagarle a Emilio Lozoya Austin en marzo de 2012.

El primer pago de 4 millones de dólares que realizó Luis Alberto de Meneses Weyll a Emilio Lozoya Austin fue en 2012.

El jueves 17 de agosto, Emilio Lozoya Austin aseguró que no existen pruebas que lo vinculen con los sobornos de Odebrecht.

“Les comparto que en la carpeta no existe un solo elemento de prueba que acredite que recibí dinero de ellos o de alguien”.

El ex funcionario indicó que los contratos que obtuvo de Pemex la empresa brasileña Odebrecht los revisaron la Secretaría de la Función Pública y la Auditoría Superior de la Federación.

Emilio Lozoya afirmó que no tuvo nada que ver con la asignación de los contratos a Odebrecht y que defendería su nombre y su reputación.

“Voy a defender mi nombre y mi buena reputación”.

Crédito de la foto Imagen Noticias