Los comentarios misóginos en torno al aborto le valieron al diputado local Héctor Alonso Granados la expulsión de la bancada del Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en Puebla. 

En la semana, el legislador expresó que es responsabilidad de las mujeres el “abrir las piernas para dejarse embarazar”, al cuestionar los cambios a las sanciones al aborto que se discuten en el Congreso local, los que generó polémica y exigencias de diversos grupos sociales y políticos a Morena para tramitar su salida. 

Ante ello, la Comisión Nacional de Honorabilidad y Justicia, a cargo de velar por los principios al interior del partido, determinó ayer la medida. 

En un oficio mandatan al coordinador del grupo legislativo del partido, Gabriel Biestro Medinilla, la expulsión, en un plazo no mayor a tres días y la notificación del cumplimiento en las siguientes 24 horas.

En el documento se hace referencia a principios de Morena relacionados con el respeto a las luchas del pueblo y a los derechos humanos que no respetó el legislador.

"... derivado de los (sic) recientes declaraciones públicas difundidas a través de diversos medios de comunicación y en el propio recinto legislativo, es evidente que no comparte, respeta, ni representa lo establecido en los Documentos Básicos de Morena", se señala.

La expulsión se sustenta en el artículo 49 de los estatutos de la comisión a Morena.

Apenas la semana pasada diputadas de varias bancadas también anunciaron que promoverían una denuncia contra Alonso Granados por violencia política debido a que las llamó “hipócritas y mojigatas” durante la discusión de una reforma para prohibir los anuncios sexistas.

Foto Agencia Enfoque