Los celos, inquietudes o dudas de qué hace tu pareja con su celular, de quién le manda mensajes o con quién se ríe hacen que muchos opten por tomar el celular y lean los mensajes. Pero cuidado, que es algo ilegal.

Así que si tu pareja (o tú) se dedica a leer tus conversaciones de tus cuentas WhatsApp, Facebook, correos electrónicos o cualquier otro tipo de mensajerías personales, estaría incurriendo en un delito.

En definitiva, todas las formas existentes de comunicación y aquellas que sean fruto de la evolución tecnológica, deben quedar protegidas por el derecho fundamental a la inviolabilidad de las comunicaciones privadas”, informó el ministro presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar.

Una mujer denunció que su esposo había ingresado a su correo electrónico para imprimir varios mensajes y con ello buscar “acreditar la causal de divorcio consistente en las injurias graves de un cónyuge para el otro, que hagan difícil la vida en común”.

La decisión de dos individuos de unir su vida en matrimonio, no les implica renuncia alguna en sus derechos fundamentales ni en su dignidad, por lo que la protección del secreto a las comunicaciones privadas se mantiene incólume aún en este escenario”, informó el ministro.

“En cualquier caso, y a los efectos que nos ocupan, el hecho de divulgar sin la autorización de sus autores, cientos de correos electrónicos que relatan una relación sentimental de dos personas, y ofrecerlos como prueba en juicio, vulnera de forma flagrante el derecho a la intimidad”, agregó Zaldívar.

Con información de la SCJN

Foto: Especial