Puebla fue el estado del país con más linchamientos en 2018, al sumar 48 casos que ubicaron al estado como un foco rojo a nivel nacional, de acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Según el “Informe Especial Sobre los Linchamientos en el Territorio Nacional”, siete de cada 10 poblanos que fueron consultados sobre el tema consideraron acertado que la población tome justicia por propia mano si las autoridades no lo hacen.

La CNDH alertó que además de la entidad poblana, la Ciudad de México, el Estado de México y Morelos, también son focos rojos en cuanto a los casos en los que los ciudadanos detienen, torturan y asesinan a presuntos delincuentes.

Encabeza Puebla linchamientos

La CNDH contabilizó 174 casos de linchamiento en 2018, de los cuales 48 ocurrieron en Puebla y representan el 28 por ciento del total. Después se ubican elEstado de México, con 40 hechos; Tabasco, con 22; la capital del país con 13 e Hidalgo con 9.

Los ataques reportados el año pasado dejaron 246 víctimas, de las que 34 murieron, y 119 quedaron en grado de tentativa de asesinato. De las personas afectadas, 232 fueron hombres y 14 mujeres.

La CNDH también realizó una revisión de los casos ocurridos entre 2015 y 2018, periodo en el que se reportaron 336 linchamientos en 188 municipios del país. La capital del estado de Puebla se ubicó en el segundo lugar con 13 sucesos.

Posteriormente figura San Martín Texmelucan, con cuatro; Acajete, Juan C. Bonilla, Los Reyes de Juárez, Oriental, Quecholac y Acatlán de Osorio, con dos.

En Amozoc, Chiautzingo, Chichiquila, Chilchotla, Chiautzingo, Cohuecan, Cuautlancingo, San Andrés Calpan, San Pedro Cholula, Santa Rita Tlahuapan, Santiago Miahuatlán, Santo Tomás Hueyotlipan, Tepeaca, Tlatlauquitepec, Yehualtepec, Tochimilco y Zacapala, se reportó un caso.

Ciudadanos avalan la justicia por propia mano

Según los resultados de una encuesta que forma parte del Informe de la CNDH, un 55.6 por ciento de los poblanos consultados aprobó hacer justicia por propia mano y que este hecho debe ser aceptado por las autoridades.

A la pregunta sobre si la ciudadanía debe actuar ante alguna situación delictiva si las autoridades no responden, el 72.4 por ciento dijo que estaba de acuerdo.

Según los resultados de la encuesta, en el 54.2 por ciento de los linchamientos que los encuestados recordaron no hubo intervención de las autoridades, mientras que en 43.8 por ciento, sí.

Tomar justicia por propia mano no ha mejorado la seguridad en el 77.1 por ciento de los lugares en donde ocurrieron los ataques.

Imagen e-consulta