Más de un centenar de vecinos de Palmarito Tochapan, localidad del municipio de Quecholac, protestan en la alcaldía de Techamachalco acusando a la presidenta, Marisol Cruz García, de no tomar cartas en el asunto de la inseguridad, ante la ola de robos y homicidios en la región.

Los manifestantes, que dicen ser comerciantes, acusan que en las últimas semanas han sido objeto de varios atracos en el tramo carretero Tecamachalco-Cañada, en la zona correspondiente al municipio gobernado por Cruz García, motivo por el cual salieron en caravana para protestar en sus oficinas.

Aunque la alcaldesa emanada de Morena los recibió y salió de la presidencia para sostener un diálogo, los ánimos se calentaron y por temor a una agresión, la funcionaria decidió meterse nuevamente a sus oficinas, causando la ira de los manifestantes que comenzaron a brincarse al inmueble por casas aledañas.

Aunque las mantas y pancartas que llevan son para exigir mayor seguridad, hay que resaltar que entre los manifestantes las fuerzas del orden detectaron a presuntos miembros de grupos delictivos de la región de José María Pino Suárez, los cuales están ligados a delitos como el robo de transporte de carga.

Del mismo modo hay versiones que aseguran que el conflicto intermunicipal tiene un trasfondo político, pues el presidente municipal de Quecholac y familiar del líder huachicolero “El Toñín”, publicó en sus redes sociales que la alcaldesa Marisol Cruz García se ha negado a trabajar de forma conjunta en estrategias de seguridad.

Foto: Especial