La delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla dio a conocer que la semana pasada rompió récord, en los tres años que llevan de trabajo en materia de donación, al concretar que cinco familias optaran por dar nueva vida a órganos y tejidos.

De acuerdo con el director del Hospital de Traumantología y Ortopedia, Francisco Morales Flores, los fallecimientos de los donantes ocurrieron a consecuencia de traumatismos cráneo encefálicos derivados de caídas y accidentes automovilísticos.

Al tomar sus familiares la decisión de donar se beneficiaron 16 pacientes con ocho riñones, seis córneas y dos hígados. La donación de corazones se planteó pero no pudo concretarse por protocolos.

"Queríamos, como hospital y como Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) (agradecer) a esas cinco familias anónimas (su) voluntad y (su) humanismo (por los que) se pudo mejorar la calidad de vida de 16 personas", explicó.

Aunque reconoció que todavía hay mucho trabajo por hacer para mejorar en materia de donación y en la ruptura de mitos y tabúes, Morales Flores resaltó avances por la forma en que esta opción se ha difundido en los medios de información.

"Hoy, a tres años de haber iniciado la donación en este hospital, el tema de donación se ve con buenos ojos, se acepta cada vez más, aunque tenemos todavía resistencia a este proceso, sin embargo cada vez es más fácil obtenerlos", agregó.

Tan sólo en lo que va del año, explicó, suman ya siete donaciones y en algunos casos éstas han sido multiorgánicas, como la de un menor de 15 años cuya familia mejoró en enero la vida de cinco pacientes con la decisión.

Foto Agencia Enfoque