Entre los trastornos del sueño se encuentra el síndrome de apnea del sueño, el cual consiste en presentar pausas respiratorias mientras estamos dormidos, algo que perjudica el descanso y al realizar sus labores tras despertar están cansados.

Cuando es severo, es incapacitante porque la gente se queda dormida en cualquier lugar apenas se sienta en un lugar tranquilo, lo que puede significar riesgo de muerte si sufre un accidente de trabajo o se queda dormido al conducir, expresó Ulises Jiménez Correa, académico de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Por su parte en la narcolepsia, el paciente puede quedarse dormido varias veces durante el día, y es incapacitante porque impide llevar a cabo sus actividades diarias; también se corre el riesgo de muerte.

Los trastornos más frecuentes en México son el insomnio y la somnolencia, pero casi no se atienden; la razón: son pocas las clínicas del sueño en el sector público.

“Las hay en los institutos nacionales de Psiquiatría, Ciencias Médicas y Nutrición, de Enfermedades Respiratorias y de Neurología, así como en la UNAM. En el sector privado son cada vez más, pero los servicios son muy costosos y poco accesibles para el grueso de la población”, expresó el especialista.

Foto Agencia Enfoque