Emma es una mujer de Reino Unido que se comprometió con su novio en 2016 apenas un mes antes de que a su madre le detectaron cáncer terminal. La joven esperaba que su mamá pudiera estar presente el día de su boda, pero murió en 2017.

A casi dos años del fallecimiento y con la boda a realizarse en agosto próximo, Emma recibió por correo los zapatos que usará en su día especial. La primera sorpresa que recibió es que su madre había pagado los zapatos sin decírselo, posteriormente notó que en las suelas había dejado un emotivo mensaje para hacerla sentir que estará presente el día que camine rumbo al altar "Quería que tuvieras un regalo de mi parte en el día de tu boda. Tus zapatos de boda son mi regalo para ti. Espero que tengas un día mágico. Mucho, mucho amor y abrazos. Mamá xxxx".

"No tenía ni idea, mi prometido sí lo sabía. Fue una sorpresa total" dijo la novia a la BBC.

Los zapatos de Emma fueron hechos por la firma Lace and Love Shoes, una marca que fabrica zapatos a la medida y que fue contactada por la madre de la novia después de que ella los encargara "Probablemente es el par de zapatos más emotivo que haré jamás", dijo Amanda Weise, responsable de la marca, además de mencionar que fue lindo poder ser parte de la emotiva sorpresa.

"Su madre me escribió por correo para decir que quería pagar los zapatos. Respondí que Emma había pagado ya la mitad. Contestó: '¿puedo hacer el pago total y después le devuelves el dinero cuando reciba los zapatos? Yo era consciente de que la mujer estaba enferma terminal en ese momento. Creo que Emma esperaba que pudiera llegar a la boda. Pero por el mensaje que escribió, creo que la madre sabía que la boda sería después de su muerte" dijo Weise.

Ante la sorpresa, Emma no pudo más que llorar y agradecer a su madre el gesto que tuvo con ella al dejarle su regalo de bodas, pese a su partida.

Foto: Lace and Love Shoes.