El presidente del Congreso del estado, Gabriel Biestro Medinilla, anunció que con la creación de la Guardia Nacional y sus leyes secundarias se podría abrogar la “ley bala” en Puebla para que el uso de la fuerza se regule solo con la ley federal.

Para que opere el nuevo cuerpo de seguridad en el país será necesaria la Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza (que ya se trabaja en la Cámara de Diputados), así que adelantó que el Legislativo poblano esperaría a que esta norma se apruebe para homologarla a nivel local.

Explicó que de esta manera lo norma regularía la función de las corporaciones policiacas sin tener que crear en el estado un reglamento que remplace a la “ley bala”, que en automático sería abrogada por la ley federal.

Afirmó que con esto se eliminaría la polémica ley que regula el uso legítimo de la fuerza por parte de los elementos de las instituciones policiales, que marcó al sexenio del exgobernador Rafael Moreno Valle.

El también coordinador de la bancada de Morena se pronunció a favor de que el Congreso de Puebla abrogue oficialmente la “ley bala” y luego realice la homologación, ya que los dos intentos por echarla abajo fueron frenados por el exgobernador Antonio Gali Fayad.

El ex mandatario vetó el dictamen al señalar que era necesario crear una ley que la remplazara, así que los diputados buscaron reformar la Ley de Seguridad Pública para regular el uso de la fuerza, pero las modificaciones también fueron observadas por el exmandatario.

Sin tomar en cuenta los argumentos de Gali Fayad, el pasado 20 de febrero se presentaron, como una nueva iniciativa, las mismas modificaciones a la ley de seguridad, con la intención de aprobarlas y que ahora sí fueran promulgadas por el gobernador interino Guillermo Pacheco Pulido.

Estas reformas podrían quedar sin efecto y esperar la Ley Nacional sobre el Uso de la Fuerza para únicamente adecuarla a la entidad.

Se analizará despenalizar aborto tras elecciones

Por otro lado, Biestro Medinilla adelantó que la despenalización del aborto se analizaría hasta después de las elecciones extraordinarias del 2 de junio.

Tras las protestas que organizaciones civiles realizaron la semana pasada para demandar el derecho a la interrupción del embarazo, el diputado se dijo dispuesto a impulsar la reforma porque es parte de la agenda nacional de Morena.

Al aclarar que no está a favor del aborto sino en contra de la penalización, sostuvo que antes de modificar la ley se harán estudios y foros con varios sectores de la población.

Actualmente, el Código Penal de Puebla solo permite interrumpir la gestación en caso de violación o cuando la vida de la mujer o el feto corran peligro. Fuera de estos supuestos, interrumpir el embarazo genera sanciones de uno a cinco años de prisión.

Foto: Agencia Enfoque