Andrés Manuel López Obrador, presidente constitucional de México, propuso que no se investigue ni persiga a funcionarios que podrían haber cometido actos de corrupción en administraciones anteriores, porque no apuesta al circo y además no habría cárceles suficientes.

“Si me piden que exprese en una frase el plan del nuevo gobierno respondo: acabar con la corrupción y con la impunidad. Pero al contrario de lo que pudiera suponerse, esta nueva etapa la vamos a iniciar sin perseguir a nadie, porque no apostamos al circo y a la simulación”.

“Queremos regenerar de verdad la vida pública de México, además, siendo honestos, como lo somos, si abrimos expedientes nos limitaríamos a buscar chivos expiatorios, como se ha hecho siempre, y tendríamos que empezar por los de mero arriba, tanto del sector público como del sector privado, y no habría juzgados ni cárceles suficientes”.

Reconoció que si se abren expedientes en contra de ex funcionarios corruptos el país entraría en una dinámica de división y enfrentamiento.

“Y lo más delicado, lo más serio, meteríamos al país en una dinámica de fractura, conflicto y confrontación, y ello nos llevaría a consumir tiempo, energía y recursos, que necesitamos para emprender la regeneración verdadera y radical de la vida pública de México, la construcción de una nueva patria, la reactivación económica y la pacificación del país”.

Aseguró que su fuerte no es la venganza y que lo esencial es que la nueva administración no cometa actos de corrupción.

“Estamos ante un asunto político de Estado y como tal debemos enfrentarlo. Mi postura al respecto, la definí con toda claridad desde la campaña, dije que no es mi fuerte la venganza y que si bien no olvido, sí soy partidario del perdón y la indulgencia”.

“Además, y esto es muy importante, creo precisamente que en el terreno de la justicia se pueden castigar los errores del pasado, pero lo fundamental es evitar los delitos del porvenir. En consecuencia, propongo al pueblo de México que pongamos un punto final a esta horrible historia y mejor empecemos de nuevo”.

“En otras palabras, que no haya persecución a los funcionarios del pasado y que las autoridades encargadas desahoguen en absoluta libertad los asuntos pendientes”.

Crédito de la foto Noticieros Televisa