En febrero de 2016, la empresa estadounidense Orthofix fue condenada por corrupción en un caso que está relacionado con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

A la empresa se le acusó de haber sobornado a funcionarios del IMSS para conseguir contratos por un monto de 8 millones de dólares.

Para reparar el daño, los jueces condenaron a la empresa Orthofix a entregarle al IMSS equipo con un valor de 3 millones de dólares, pero la compañía no cumplió con la sentencia y continuó vendiéndole aparatos al IMSS.

En una nota que publica la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, con las firmas de Dulce González y Laura Sánchez, se afirma que en la trama de sobornos que aplicó la empresa Orthofix estuvieron involucrados varios funcionarios del IMSS y hasta la fecha se desconoce si alguno de ellos fue castigado.

Orthofix —una poderosa trasnacional de la ortopedia — fue castigada en Estados Unidos por corrupción en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Ha incumplido con la entrega de equipos por 3 millones de dólares como reparación del daño y siguió vendiendo sus aparatos en hospitales de la misma institución, después de que se descubriera el caso. En México no hay un solo funcionario sancionado por esto”.

“En febrero de 2016 los abogados que representaban en Estados Unidos al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Maney & González-Félix, se presentaron en la sala de audiencias de la corte de Plano, una ciudad al norte de Texas”.

A pesar de la sanción que le impusieron las autoridades norteamericanas, la empresa Orthofix siguió haciendo negocios en México y recibiendo contratos del Instituto Mexicano del Seguro Social.

“Estaban ahí para dar por terminada una disputa de dos años con Orthofix, que había sido su proveedor de prótesis médicas. Llegaron a poner punto final a un escándalo en el que nadie era inocente”.

“Años atrás, la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) descubrió que Orthofix sobornó a funcionarios del IMSS para ganar alrededor de 8 millones 700 mil dólares (116 millones 580 mil pesos, al tipo de cambio de ese año). Una decena de ejecutivos de esa compañía y funcionarios del IMSS, entre los cuales hubo jefes de compras, médicos y encargados de almacén, estuvieron involucrados en esa trama”.

“La sanción contra Orthofix fue conocida en México y Estados Unidos por medio de comunicados de prensa en 2012. No obstante, hasta la publicación de este reportaje, se desconocía la forma en que el IMSS intentó resolver el caso y que además la empresa continuó operando en suelo mexicano a pesar de ser sorprendida en actos de corrupción”.

Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad asegura que en 8 años la empresa Orthofix recibió 888 contratos y que en todos hubo irregularidades.

“Una base de datos elaborada por MCCI permite saber qué durante ocho años la transnacional obtuvo al menos 888 contratos en los que se registraron algunas irregularidades respecto a la legislación mexicana: sobreprecios, sobornos en efectivo, regalos, paquetes vacacionales, entre otros”.

“Presionados por la investigación y sus hallazgos en Estados Unidos, en 2014 el IMSS presentó una demanda civil y culpó a la transnacional de delitos, asegurando que ’la conducta ilegal de Orthofix los había dañado de numerosas maneras’”.

En febrero de 2016, el IMSS y la compañía Orthofix llegaron a un acuerdo, pero se desconocen las condiciones y se niegan a hacerlos públicos.

“Tras dos años de disputa el 23 de febrero del 2016, el equipo de abogados del IMSS llegó a un acuerdo en una corte de Texas y pactaron con Orthofix retirar la demanda a cambio de dinero y equipo médico”.

“Hasta la fecha se desconocen los términos exactos de ese acuerdo, ya que la dependencia ha declinado las peticiones de entrevista que se le han enviado por distintos medios, y a través del sistema de transparencia declaró la inexistencia de información relacionada con este proceso judicial”.

Crédito de la foto https://contralacorrupcion.mx