Los legisladores publicaron en el Diario Oficial de la Federación el decreto que elimina la pensión de los expresidentes y que regula los sueldos de los funcionarios públicos.

Con la publicación de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos se oficializa que nadie gane un sueldo mayor al que recibe el presidente de la república y que se candela el apoyo a los ex presidentes.

“Al momento de la entrada en vigor de la presente ley quedan sin efectos todas las disposiciones contrarias a la misma”.

En el texto que aparece en el Diario Oficial de la Federación se indica que los servidores públicos recibirán una remuneración adecuada e irrenunciable por el desempeño de su función.

Si indica que no se cubrirá ningún pago con partidas cuyo objeto sea diferente en el presupuesto correspondiente, sólo que las transferencias se encuentren autorizadas en el propio presupuesto o en la ley aplicable.

“No forman parte de la remuneración los recursos que perciban los servidores públicos, en términos de ley, decreto legislativo, contrato colectivo o condiciones generales de trabajo, relacionados con jubilacionespensiones o haberes de retiro, liquidaciones por servicios prestados, préstamos o créditos, ni los servicios de seguridad que requieran los servidores públicos por razón del cargo desempeñado”.

“Ningún servidor público recibe una remuneración o retribución por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión mayor a la establecida para elPresidente de la República en el Presupuesto de Egresos de la Federación”.

La publicación de la ley dejará sin pensión a los ex presidentes y el actual presidente Enrique Peña Nieto será el primer ex presidente que no recibirá ningún peso de pensión.

En 1987, Miguel de la Madrid firmo un acuerdo para que todos los ex presidentes recibieran una pensión vitalicia que cubriera sus necesidades.

El Congreso de la Unión determinó que sólo se pueden otorgar pensiones a personas que ejercen una función pública cuando están respaldadas por una ley o un decreto.

El viernes 2 de noviembre, Felipe Calderón lamentó que le hayan quitado la pensión que recibía porque ya no podrá continuar aportando a la asociación que apoya a niños con cáncer.

Felipe Calderón aseguró que desde hace mucho tiempo donaba el monto de su pensión a la asociación Aquí Nadie se Rinde y que ya no podrá continuar haciéndolo.

“Hace tiempo que doné mi pensión de exPresidente a la Asociación ‘Aquí Nadie se Rinde’ @Anseriap Con eso se apoyó y curó en algunos casos a decenas de niños con Cáncer. Ahora no tendrán ese ingreso. El monto no es la mentira que decían en campaña, pero sí muy importante para ellos”.

Las pensiones que recibían los ex presidentes cubrían todas las necesidades económicas de una persona con un alto nivel de vida y les permitían darse hasta algunos lujos.

Los ex presidentes tenían a su servicio una larga lista de asesores, escoltas, y servicios de todo tipo para que no movieran un dedo durante el resto de sus vidas.

Un sector de la sociedad asegura que los ex presidentes no se merecen la pensión porque no hicieron un buen trabajo durante sus sexenios.

Las cifras de las pensiones presidenciales van y vienen y se desconoce el monto exacto de lo que cada ex presidente percibe, porque se van actualizando las cifras según las variables económicas.

Los ex presidentes gozaban de protección de personal especializado con cargo al erario y los privilegios que se les destinaban ni siquiera habían sido tratados en el Congreso.

Crédito de la foto @Mx_Diputados