Por medio de las redes sociales y los medios de comunicación (por medio de sus páginas web) difunden historias que parecieran difíciles de creer; pero que hoy son dadas a conocer.

Esta historia la protagoniza un enamorado que llegó al altar, se casó y cuando estaba en el banquete de su boda, se escabulló y huyó con el dinero que a él y su ya esposa les habían regalado los invitados.

Los hechos, según el periódico El Español, tuvieron lugar en Nápoles, Italia. La pareja se dio el sí en Trecase sin que en ese momento pasara nada fuera de lo normal.

Cuando los invitados estaban en el banquete se notó la ausencia del novio, quien se llevó buena parte de los sobres con dinero que sus invitados les habían llevado como regalo de bodas.

Se trata de un militar romano de unos 30 años según Unione Sarda, quien estuvo cuatro horas en paradero desconocido con el dinero, celebrando su propia boda "a su manera" y sin su mujer.

Pero el hombre decidió regresar (no sabemos que pasó por su cabeza ni las razones por las que huyó, pero volvió), algo que alteró el lugar donde se realizaba el festejo.

El tío de la enamorada estaba enojado y encaro al “novio fugitivo”; pero él no se intimidó e inició una pelea, a la que se sumaron otros de los invitados.

Al final, la policía tuvo que intervenir para poner fin a la “campal”. El novio fue el que salió más afectado y acabó herido, teniendo que ser trasladado al hospital.

Según el medio de comunicación no se sabe si la novia le pidió el divorcio a su esposo o decidió perdonarlo y empezar una vida juntos.

Foto del perfil de paulo.tavareseventos / Instagram