En marzo del próximo año, la Agencia de Cooperación Vasca y el nodo Juntos 19-S terminarán la intervención en 50 viviendas de la zona del volcán, el Valle de Atlixco y la Mixteca Poblana, afectadas por el sismo de hace un año.

La agrupación integrada por Ayuda en Acción México, Oxfam México, Fundación Beck y la Universidad Iberoamericana de Puebla, supervisa la aplicación de 5 millones 237 mil pesos, acumulados con aportaciones provenientes de distintas instituciones.

Fernando Mudarra Ruiz, director internacional de Ayuda en Acción informó que este proyecto surge para apoyar a la población afectada por el terremoto, ante la lentitud con la que han actuado los gobiernos de los tres niveles.

El activista detalló que del total de recursos, 4 millones 164 mil provienen de la agencia vasca, y alrededor de un millón 73 mil pesos, de las organizaciones que forman parte de la iniciativa Juntos 19-S.

Se prevé que en los próximos meses se recaben más aportaciones voluntarias que permitan ampliar los trabajos a las comunidades afectadas en las que los gobierno federal y estatal todavía no han intervenido, a un año del sismo.

Van 5 casas reconstruidas

En rueda de prensa, Mudarra Ruiz explicó que de los 5 millones de pesos se han ejercido cerca de 350 mil pesos en cuatro acciones: fortalecimiento de las capacidades locales, reactivación económica, contraloría social y reforzamiento de viviendas.

Se reforzarán 50 viviendas en 17 comunidades de ocho municipios situados en tres regiones el estado: “hoy estamos en la primera fase de trabajo y de manera paralela hemos iniciado el reforzamiento de 17 viviendas en Huejotal y Ayotlicha”, dijo.

Comentó que ya se han terminado los trabajos en cinco viviendas y que, para diciembre próximo, se estima que el 80% de los recursos ya hayan sido aplicados, además de que en marzo se haya entregado la totalidad de casas.

Puntualizó que además de los apoyos que se entregan a los pobladores, se tiene que trabajar en la prevención de desastres ya que sólo 40 de 217 municipios cuentan con atlas de riesgos.

Además, únicamente el 20% de los ayuntamientos tienen equipos de protección civil y el 24% de los afectados no cuentan con planes de recuperación ante sismos y un 57% de la población vive en zonas de alta marginación.

Foto Agencia Enfoque