Ante el “desgaste” de Víctor Carrancá Bourget, el líder del Congreso ­Carlos Martínez Amador no descartó que en próximos días se concrete un cambio en la titularidad de la Fiscalía General del Estado (FGE).

A 11 días de que concluya la gestión de la LIX Legislatura, el perredista indicó que estaría en espera de conocer si existe una propuesta por parte del Ejecutivo, pero hasta el momento sólo se recibió una propuesta para modificar la Ley Orgánica de la Fiscalía General de Estado (FGE) la cual tiene relación con las facultades de los Ministerios Públicos.

Aunque Martínez Amador señaló que el encargarse de la procuración de justicia es un tema "complejo", calificó de "aceptable" el trabajo que Carrancá Bourget desempeña en la FGE.

"Es un rumor que se viene generando desde hace mucho el cambio de un Fiscal (...) puede ser por una renuncia, generaría un vacío, o por una falta grave (...) es un puesto muy complicado, cada vez más complejo todo lo que tenga que ver con seguridad todo lo que tenga que ver y es un desgaste muy fuerte el que tienen estas figuras, hay cosas que no se pueden prever en cómo se van sucediendo. Lo cierto es que hay cierto desgaste, es aceptable la labor que ha hecho".

Martínez Amador rechazó que el posible relevo en la FGE sea para proteger a Carrancá Bourget de la LX Legislatura, en la cual Morena será mayoría y podría iniciar un proceso en contra del Fiscal, a quien le tendrían que comprobar una falta grave para destituirlo.

La salida de Carrancá Bourget de la FGE se podría dar por un proceso de remoción o por una incapacidad que no le permita ejercer su cargo durante seis meses.

La Constitución precisa en la fracción IV del artículo 97 que: “el Fiscal General del Estado podrá ser removido por el Ejecutivo por las causas graves que establezca la Ley. La remoción podrá ser objetada por el voto de la mayoría de los miembros presentes del Congreso, dentro de un plazo de diez días hábiles, en cuyo caso el Fiscal General del Estado será restituido en el ejercicio de sus funciones. Si el Congreso no se pronuncia al respecto, se entenderá que no existe objeción”.

De las causas establecidas para la remoción, el artículo 14 de la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado, en la fracción I refiere una de ellas es el “perder la ciudadanía mexicana, en los términos que establece el artículo 37 de la Constitución General”.

Mientras que en la fracción II se indica como causa para su remoción el “adquirir incapacidad total o permanente que impida el correcto ejercicio de sus funciones durante más de seis meses”, o en su caso el “cometer violaciones graves a la Constitución General o a la Constitución del Estado”, como lo expresa la fracción III.

Carrancá Bourget llegó a Puebla en 2011 como parte del gabinete de Rafael Moreno Valle, y gracias a una reforma constitucional aprobada en diciembre de 2015, dio paso a la conversión de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) a FGE se permitió el pase directo para que funcionario se convirtiera en el titular de la dependencia.

En enero de 2016 Carrancá Bourget rindió protesta como titular de la FGE por un periodo de siete años, es decir hasta finales de 2022.

Foto / Agencia Enfoque